Adivinanzas sobre Dios

1. ¿Qué tiene un principio pero no tiene fin, está en todas partes pero no se puede ver?

Esta adivinanza nos hace reflexionar sobre la omnipresencia de Dios. Aunque no podemos verlo físicamente, está presente en todas partes y en todo momento. Su existencia no tiene un principio ni un final, ya que es eterno.

2. Soy el principio y el fin, el alfa y el omega. Soy el creador de todo lo que existe. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como el principio y el fin de todo. Él es el creador de todo lo que existe, el que da vida y sustento a todo ser viviente.

3. Soy la luz que ilumina el camino en la oscuridad. Sin mí, todo estaría perdido. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como la luz que guía nuestras vidas. Él nos muestra el camino correcto y nos ayuda a superar los momentos de oscuridad y confusión.

4. Tengo el poder de sanar y de dar paz. Soy el consuelo en momentos de angustia. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como el sanador y el dador de paz. Él nos brinda consuelo y alivio en momentos de angustia y nos ayuda a encontrar la calma en medio de las dificultades.

5. Soy el amor incondicional que todo lo abarca. Mi presencia se siente en cada acto de bondad. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como el amor incondicional que abarca todo. Su presencia se hace evidente en cada acto de bondad y compasión que realizamos hacia los demás.

TE PUEDE INTERESAR:  Adivinanza: Botón colorado, barriga sin palo, respuesta

6. Soy el creador del universo, el que dio vida a todo ser vivo. Sin mí, nada existiría. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como el creador del universo y de toda forma de vida. Sin Él, nada existiría y todo sería un vacío.

7. Soy el refugio en momentos de tormenta, el protector en tiempos de peligro. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como nuestro refugio y protector. Él nos brinda seguridad y nos guarda de cualquier peligro que podamos enfrentar.

8. Soy la sabiduría que guía cada paso, el consejero en momentos de indecisión. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como la sabiduría que nos guía en cada paso que damos. Él nos aconseja y nos da discernimiento en momentos de indecisión.

9. Soy el perdón que libera el alma, la gracia que nos salva del pecado. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como el perdón que libera nuestra alma y la gracia que nos salva del pecado. Él nos ofrece la oportunidad de redimirnos y comenzar de nuevo.

10. Soy el amor eterno que trasciende el tiempo, la fuerza que todo lo puede. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como el amor eterno que trasciende el tiempo. Su amor es poderoso y puede vencer cualquier obstáculo.

11. Soy el juez justo que todo lo ve, el que premia el bien y castiga el mal. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como el juez justo que todo lo ve. Él premia el bien y castiga el mal, asegurando que la justicia prevalezca en el mundo.

TE PUEDE INTERESAR:  Adivinanzas de Dinosaurios

12. Soy la paz que anhela el corazón humano, el consuelo en momentos de tristeza. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como la paz que anhela nuestro corazón. Él nos consuela en momentos de tristeza y nos brinda paz en medio de las dificultades.

13. Soy la paciencia que todo lo soporta, la fortaleza en tiempos de adversidad. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como la paciencia que soporta todo. Él nos da fortaleza para enfrentar los desafíos y nos ayuda a perseverar en momentos de adversidad.

14. Soy el camino, la verdad y la vida. A través de mí se encuentra la salvación. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace referencia a Dios como el camino, la verdad y la vida. Solo a través de Él se encuentra la verdadera salvación y el propósito de nuestra existencia.

15. Soy el padre amoroso que cuida de sus hijos, el que provee y protege. ¿Quién soy?

En esta adivinanza se hace alusión a Dios como el padre amoroso que nos cuida y protege. Él es nuestro proveedor y siempre está presente para velar por nuestro bienestar.

Conclusión

Las adivinanzas sobre Dios nos invitan a reflexionar sobre su grandeza, su amor y su poder. Nos recuerdan que, aunque no podamos comprender completamente a Dios, podemos experimentar su presencia en nuestras vidas a través de su amor incondicional y su guía constante. Las adivinanzas nos ayudan a acercarnos a Dios de una manera lúdica y divertida, y nos invitan a profundizar en nuestra relación con Él.

pexels photo 3178818