Convierte tus personajes en seres reales: Cómo escribir los pensamientos de un personaje

pexels photo 2908984

Los personajes son una parte fundamental en cualquier historia, y para que un lector se sienta atraído y conectado con ellos, es importante que los personajes sean lo más reales posible. Una forma de lograr esto es escribiendo los pensamientos de los personajes de manera efectiva. Aquí te dejamos algunos consejos:

1. Utiliza el punto de vista adecuado

El punto de vista que utilices en tu historia puede hacer una gran diferencia en cómo los pensamientos del personaje son percibidos por el lector. Si estás escribiendo en tercera persona, por ejemplo, puedes utilizar un narrador que tenga acceso a los pensamientos del personaje. En cambio, si estás escribiendo en primera persona, los pensamientos del personaje deben estar escritos en primera persona también.

2. Usa el diálogo interno

El diálogo interno es una técnica en la que el personaje habla consigo mismo en su mente. Esto puede ser una forma efectiva de mostrar los pensamientos del personaje al lector. Utiliza comillas para indicar que el personaje está hablando en su mente.

3. Usa la descripción para mostrar los pensamientos del personaje

La descripción también puede ser una forma efectiva de mostrar los pensamientos del personaje. Por ejemplo, si un personaje está nervioso, puedes describir su sudoración o temblores para mostrar sus pensamientos y emociones subyacentes.

4. Utiliza el monólogo interior

El monólogo interior es una técnica en la que el personaje habla consigo mismo en su mente de manera más extensa que el diálogo interno. Esta técnica puede funcionar bien para mostrar los pensamientos profundos y complejos del personaje.

TE PUEDE INTERESAR:  Descubre las maravillosas ilustraciones de Alicia en el País de las Maravillas

5. Utiliza la cursiva

Una forma sencilla de mostrar los pensamientos del personaje es utilizar la cursiva. Esto ayuda a diferenciar los pensamientos del personaje del resto del texto.

6. No exageres

Es importante no exagerar al escribir los pensamientos de un personaje. Demasiados pensamientos pueden hacer que la historia sea confusa y difícil de seguir. Utiliza los pensamientos del personaje con moderación y asegúrate de que sean relevantes para la trama.

En resumen, escribir los pensamientos de un personaje de manera efectiva puede hacer que los personajes se sientan más reales para el lector. Utiliza el punto de vista adecuado, el diálogo interno, la descripción, el monólogo interior, la cursiva y no exageres.