Entendiendo la división musical ternaria en figuras binarias

La música es un lenguaje universal que ha sido utilizado a lo largo de la historia para transmitir emociones y sentimientos. Una de las características más importantes de la música es el ritmo, que se define como la organización temporal de los sonidos. En la música occidental, el ritmo se divide en dos partes: el pulso y la subdivisión. El pulso es la unidad de tiempo más grande y la subdivisión es la división de ese pulso en unidades más pequeñas. En este artículo, nos enfocaremos en la división musical ternaria en figuras binarias.

Qué es la división musical ternaria

Proyecto nuevo 2023 07 08T122432.109

La división musical ternaria se refiere a la organización de los sonidos en grupos de tres. Esto significa que cada pulso se divide en tres partes iguales. En términos de notación musical, esto se representa mediante la figura de la corchea con una línea vertical y una línea diagonal que la atraviesa, lo que indica que esa corchea debe ser tocada en tres tiempos iguales.

Figuras binarias

Por otro lado, las figuras binarias son aquellas que se dividen en dos partes iguales. En términos de notación musical, esto se representa mediante la figura de la corchea con una línea vertical que la atraviesa, indicando que esa corchea debe ser tocada en dos tiempos iguales.

División ternaria en figuras binarias

La solución, cuando hablamos de División ternaria en figuras binarias, nos referimos a tresillos.

Un tresillo en música es un tipo de ritmo tuplet, que divide equitativamente una duración normalmente ocupada por dos figuras en tres partes iguales. En otras palabras, es una subdivisión rítmica irregular que permite que tres notas se ajusten en el espacio de tiempo normalmente ocupado por dos. Este concepto se utiliza comúnmente tanto en la música clásica como en la popular.

TE PUEDE INTERESAR:  Descubre la forma única de los versos de la banda: análisis completo

De manera más sencilla, un tresillo es como ajustar tres golpes en el mismo espacio donde normalmente cabrían dos. Es como si estuvieras caminando al ritmo de una canción y de repente haces tres pasos rápidos en lugar de dos, antes de volver al ritmo normal.

Aquí hay cinco ejemplos de canciones que usan el ritmo de tresillo:

  1. Beethoven’s Symphony No. 9, third movement: Esta famosa sinfonía utiliza el tresillo en varias partes, aportando un ritmo único y reconocible.
  2. “West Side Story” de Leonard Bernstein: En la canción “America”, se utilizan ritmos de tresillo para evocar un aire latino y proporcionar una base rítmica interesante.
  3. “In My Life” de The Beatles: En el solo de piano de esta canción, se utiliza un tresillo de semicorcheas, creando un ritmo que contrasta con el resto de la canción.
  4. “Good Times Bad Times” de Led Zeppelin: La batería en esta canción utiliza tresillos de forma prominente, contribuyendo a su ritmo distintivo.
  5. “Subdivisions” de Rush: Como sugiere su título, esta canción juega mucho con las subdivisiones rítmicas, incluyendo el uso de tresillos.

Deja un comentario