Análisis del poema romance de la luna luna

pexels photo 1085822

El poema romance de la luna luna es una de las obras más famosas del poeta Federico García Lorca. Fue publicado en su libro “Romancero gitano” en 1928. Este poema combina elementos de la poesía popular española con la poesía modernista y simbolista. A continuación, se realiza un análisis detallado del poema.

Estilo y métrica

El poema romance de la luna luna está compuesto por 18 versos en los que se utiliza la rima asonante. Cada verso tiene 8 sílabas, lo que se conoce como octosílabo. El estilo del poema es muy lírico y evocador, con un uso intenso de imágenes y metáforas.

Temas y simbolismo

El poema romance de la luna luna tiene múltiples temas y simbolismos. Uno de los temas principales es la dualidad entre la luz y la oscuridad, que se refleja en la luna llena y la luna nueva. También hay un fuerte simbolismo gitano en el poema, con referencias a la música y la danza. Además, se puede interpretar como una reflexión sobre la vida y la muerte, con la luna llena representando la plenitud de la vida y la luna nueva simbolizando la muerte.

Análisis verso a verso

A continuación, se realiza un análisis detallado del poema verso a verso:

  1. La luna vino a la fragua: El poema comienza con una imagen muy poderosa de la luna llegando a la fragua, que puede ser interpretada como un lugar de trabajo, creando una sensación de misterio y magia.
  2. con su polisón de nardos: La imagen de la luna llevando un polisón de nardos, que son flores muy fragantes, evoca una sensación de belleza y perfume.
  3. El niño la mira, mira: Se introduce un personaje en la historia, un niño que mira a la luna con asombro y fascinación.
  4. El niño la está mirando: Se repite la idea anterior, enfatizando la atención del niño hacia la luna.
  5. en el aire conmovido: Se describe el ambiente, que está lleno de movimiento y emoción.
  6. por el fermento agrícola: Se menciona el fermento agrícola, lo que puede ser interpretado como un símbolo de la vida y la fertilidad.
  7. ha dejado su bata y subido al campanario: La luna abandona su “bata” o velo y sube al campanario, lo que puede ser interpretado como un lugar elevado y sagrado.
  8. ¡Cómo el niño se levanta: El niño se levanta de la cama, mostrando su interés y emoción hacia la luna.
  9. y te quisiera mostrar: El niño quiere mostrarle algo a la luna, lo que puede ser interpretado como una necesidad de compartir su admiración y fascinación.
  10. en el cielo ya sin hojas: Se describe el cielo sin hojas, lo que puede ser interpretado como un ambiente despojado y desnudo.
  11. la garza, vuela con el ramo: Se menciona la garza, que puede ser interpretada como un símbolo de la muerte, volando con un ramo, lo que puede ser interpretado como un símbolo de la vida.
  12. buscando el nido de su agua: La garza busca su nido en el agua, lo que puede ser interpretado como un lugar de descanso y protección.
  13. El aire la vela, vela: Se repite la idea del aire movido y conmovido, enfatizando el ambiente emocionante.
  14. el cielo está enlunado: Se describe el cielo enlunado, que puede ser interpretado como un ambiente mágico y poético.
  15. como un río de diamantes: Se utiliza una metáfora para describir el cielo como un río de diamantes, lo que evoca una sensación de lujo y brillo.
  16. El que quiera que compre: Se introduce un tono burlón en el poema, sugiriendo que aquel que quiera disfrutar de la luna debe comprarla.
  17. rimas de luna llena: Se mencionan las rimas de luna llena, que pueden ser interpretadas como una referencia a la poesía y la música.
  18. ¡A quién se las vendería!: Se enfatiza la idea de que la luna no se puede vender, lo que puede ser interpretado como una crítica a la sociedad materialista.
TE PUEDE INTERESAR:  Risas aseguradas: Situaciones graciosas en Las Nubes

En resumen, el poema romance de la luna luna de Federico García Lorca es una obra llena de simbolismo y poesía. A través de su estilo lírico y su métrica octosilábica, el poema evoca una sensación de misterio y emoción. Además, su temática sobre la dualidad entre la luz y la oscuridad, y la vida y la muerte, lo convierten en una obra atemporal y universal.