Qué es el folklore en el Ecuador

Ecuador es un país culturalmente rico y posee un llamativo folklore compuesto de múltiples leyendas. El folklore adopta muchas formas y existe un folklore distinto conectado a las áreas individuales de cada persona, ciudades e incluso barrios. Además, se ha convertido en una fuente de inspiración para la realización de festivales, la construcción de leyendas e incluso la creencias culturales.

El folklore es una ciencia que estudia la expresión y el comportamiento de un pueblo, ciudad o país, mostrando las tradiciones, costumbres, conductas que llegan a identificar a cada individuo o grupo social. Todos los elementos mencionados contribuyen a definir la esencia de una comunidad, que se caracteriza por tener una identidad propia. Asimismo, representa una herramienta efectiva para conocer y estudiar donde se originaron dichas tradiciones y así entender el presente que vive cada comunidad o pueblo y la forma en que se desenvuelven sus personas.

La palabra folklore se conforma de dos voces, la primera “folk” que significa pueblo y el segundo “lore” que quiere decir conocimiento y sabiduría. Según el escritor y catedrático Saúl Sebillot, folklore significa sabiduría popular, en contraposición al conocimiento científico y a la sabiduría de los sabios. Se refiere a todo lo que perdura grabado en la memoria popular, guardado por tradición oral y por la capacidad conservadora de las muchedumbres.

El folklore se clasifica en seis campos: poético, narrativo, lingüístico, mágico, ergológico y social. Cada categoría se distingue por sus propias características y ejemplos. Para que un hecho sea catalogado como folklórico, debe ser anónimo, no institucionalizado, antiguo y prelógico.

El folklore en Ecuador tiene muchas manifestaciones, reflejándose en sus múltiples tradiciones, que a su vez son una muestra de las raíces de la población ecuatoriana. Las circunstancias permiten determinar la presencia de una cultura prehispánica. Es a partir del enfrentamiento de ambas culturas, tanto en el ámbito físico como en lo ideológico, que se inició un marcado fenómeno sociocultural que se observa hasta la actualidad.

Deja un comentario