Qué pasa si dejas tu guitarra (acústica, eléctrica) al calor

Para mantener su instrumento saludable, es importante almacenarlo siempre correctamente. No importa lo que hay en casa y cuando estás viajar con una guitarra. Es importante tratar de mantener la temperatura ideal de la guitarra de 70°F (21°C) y un nivel de humedad entre 40% y 50%. Pero ese no es siempre el caso, ya veces tu guitarra puede estar expuesta al calor.

¿Qué pasa si dejas tu guitarra al calor? En una guitarra acústica, el puente y el mástil pueden salirse. En el caso de una guitarra eléctrica, el mástil solo puede salir si no está atornillado. En ambos tipos de guitarras, puede encoger el recipiente, lo que hará que se caiga, se enrolle alrededor del mástil de la guitarra y deteriore el acabado de la guitarra. .

No es raro que una guitarra se destruya por completo con el calor. La única opción que queda es gastar una fortuna en la reparación.

Qué puede pasar si dejas tu guitarra acústica al calor

La principal diferencia entre las guitarras acústicas y eléctricas es cómo están construidas. Las guitarras acústicas tienen mucha menos madera y el cuerpo es bastante delgado. Como resultado, las variaciones de temperatura pueden tener un impacto significativo en el funcionamiento y el estado general del instrumento. Uno de los principales problemas a la hora de mantener una guitarra en óptimas condiciones son las temperaturas extremas. Por supuesto, esto tiene en cuenta tanto el calor como el frío, ya que ambos pueden dañar el instrumento.

Si guarda una guitarra acústica en una habitación, asegúrese de que no esté cerca de una fuente de calor. La humedad en general puede dañar el instrumento, y colocar la guitarra cerca de un radiador u otra fuente de calor puede causar daños permanentes. Asimismo, si vas a viajar, debes evitar dejar tu guitarra en el maletero o en el coche más tiempo del necesario. Todos sabemos lo caliente que puede llegar a estar un coche en verano. Según el Servicio Meteorológico de California, con una temperatura exterior de 22°C, el interior del vehículo alcanzará los 40°C en tan solo 15 minutos, para más información puedes consultar tarjeta de temperatura del coche. Entonces, la forma más fácil de evitar reparaciones es no dejar su guitarra en el automóvil.

vehicle temperature in time 1

Ahora bien, cuando hablamos de los daños que puede causar el calor, el problema más común es el del pegamento. Cuando una guitarra se expone al calor, el pegamento utilizado para unir partes de la guitarra, como el puente o el diapasón, puede ablandarse. Como resultado, a menudo sucede que el puente simplemente se cae y deja la guitarra inutilizable. El problema puede empeorar porque el pegamento también se usa para asegurar el cuello. Finalmente, el calor puede causar todo tipo de problemas de pegado, desde el mástil hasta el puente, dejando la guitarra sin valor. Además, el propio teclado puede encogerse y dejar los extremos de las teclas sobresaliendo.

TE PUEDE INTERESAR:  Dedicatorias románticas: letras de canciones para tu novio

Además del daño físico y obvio o arruinar y arruinar por completo tu guitarra, hay otros aún más sutiles. Por ejemplo, el calor también puede dañar el acabado de una guitarra. Para los no iniciados, la forma más fácil de quitar el acabado de una guitarra es usar una pistola de aire caliente. Como era de esperar, las temperaturas extremas también pueden dañar el acabado. Si bien no encontrarás una guitarra sin terminar después de un tiempo, la madera puede agrietarse e incluso deformar el mástil. Además, los daños graves por calor, como un mástil o una cubierta desgarrados, pueden ser bastante costosos de reparar. La mejor solución sería evitar dejar la guitarra en el coche o cerca de otra fuente de calor.

Qué le puede pasar a una guitarra eléctrica con el calor

La situación es un poco mejor con las guitarras eléctricas. Como probablemente ya sepas, una guitarra eléctrica tiene mucha más madera y sus partes no son tan delgadas como una guitarra acústica. El daño que puede causar el calor es muy pequeño. Aunque todavía no se recomienda exponer la guitarra al calor, no tienes que preocuparte de que el puente se caiga o algo por el estilo.

El puente de las guitarras eléctricas suele estar atornillado. Además, muchos fabricantes siguen prefiriendo los mangos atornillados, lo que significa que el mango tampoco se caerá. Sin embargo, el calor aún puede dañar el diapasón o la madera en general. Al igual que con las guitarras acústicas, el mástil puede deformarse y el diapasón puede encogerse o caerse. Si bien esto no sucede tan pronto como la guitarra se expone al calor, debes evitarlo tanto como sea posible.

Además, hay guitarras en las que el mástil está pegado en lugar de atornillado. Si este es el caso de una guitarra eléctrica, puede desprenderse por la exposición constante al calor. Aparte del mástil y los trastes, no hay muchas otras partes pegadas, por lo que no es gran cosa con este tipo de instrumento.

TE PUEDE INTERESAR:  4 Aplicaciones para Cantar Karaoke y Una para Crearlos

Sin embargo, el metal se contraerá y expandirá con los cambios constantes de temperatura y partes como el mástil y el puente ya están bajo mucha tensión de las cuerdas. Finalmente, el calor puede acortar significativamente la vida útil de las cuerdas de guitarra. Si bien no es tan problemático como un acabado agrietado, aún es más fácil evitar exponer la guitarra a cambios rápidos de temperatura.

Cómo prevenir daños por exposición al calor

fireplace

La primera y más obvia es evitar dejar la guitarra cerca de fuentes de calor. Por ejemplo, si tiene un radiador u otro tipo de calentador, coloque su guitarra en algún lugar alejado de él. Muchos lauderos y guitarristas dicen que el mejor lugar para dejar una guitarra es en su estuche. De esta manera, puedes poner un humidificador y asegurarte de hacerlo. evitar problemas de humedad También. Además, una guitarra en un estuche estará menos expuesta a cambios bruscos de temperatura que una dejada “fuera”.

Claro, a veces es inevitable transporte del instrumento y si es así, hay algunas cosas que puede hacer. Por ejemplo, si dejaste tu guitarra en el auto, debes dejarla por un tiempo hasta que se “acostumbre” a los cambios de temperatura o ambiente. De esta forma, la guitarra tendrá suficiente tiempo para enfriarse antes de empezar a tocar. Esto no solo ayudará a evitar daños, sino que también mejorará la afinación.

Además, comprar un estuche rígido siempre es una gran opción. El peor de los casos es dejar la guitarra expuesta al calor sin ninguna protección. entonces si eres llevando una guitarra cáscara dura es la mejor opción. Por supuesto, nunca debe exponer su guitarra a la luz solar directa durante largos períodos de tiempo.

Efecto de la humedad

Otro aspecto importante de los cambios de temperatura es la humedad. CON la humedad puede disminuir a temperaturas más altas. Como resultado, la madera de la guitarra también puede secarse y agrietarse. Naturalmente, las guitarras acústicas son más vulnerables que las eléctricas porque la madera es más delgada. Además de las grietas en el acabado, el mango puede doblarse y causar todo tipo de problemas.

Las guitarras eléctricas también pueden sufrir por la humedad, pero los problemas no son tan graves como con las guitarras acústicas. La razón principal de esto es que las guitarras eléctricas tienen mucha más madera en el cuerpo y el acabado suele ser mucho más grueso. Mientras que las guitarras acústicas tienen un acabado mínimo en el cuerpo y el mástil, las guitarras eléctricas pueden tener tan solo unos pocos milímetros de acabado.

TE PUEDE INTERESAR:  Descubre la esencia y evolución de la poesía de vanguardia

La forma más fácil de evitar problemas con la madera seca y la humedad es comprar un humidificador. Este dispositivo es fácil de usar y solo lo pones en el estuche de la guitarra cuando lo guardas. Por supuesto, la humedad está relacionada con el lugar donde se encuentra, pero si visita un área conocida por tener poca humedad, asegúrese de llevar un humidificador para asegurarse de que la madera de su guitarra esté nutrida.

Además, también hay aceites protectores y acondicionadores que se pueden usar. Por lo general, no necesita toneladas, y se aplica un acondicionador al panel aproximadamente una vez al año. Al invertir un poco en el mantenimiento adecuado, se asegurará de que su instrumento se mantenga en las mejores condiciones y de que no tendrá que gastar una fortuna en reparaciones que podrían haberse evitado fácilmente.

En resumen

Dejar su guitarra expuesta a temperaturas extremas puede causar daños permanentes que no se pueden reparar fácilmente. Ya sea que los deje al sol, junto a una estufa o en su automóvil (o baúl), es posible que el pegamento que mantiene unida la madera se desprenda. Tampoco es raro que el puente se caiga de una guitarra acústica después de haberla dejado en un calor extremo. Todos sabemos lo caliente que puede llegar a estar un coche en verano, así que haga todo lo posible para evitar tener que reparar su instrumento.

Además de las guitarras acústicas, las guitarras eléctricas también pueden afectar el calor. Si bien el daño no es tan significativo como con la acústica, aún puede dañar el mástil de la guitarra y estropear el acabado. Por supuesto, la forma obvia de proteger su guitarra es evitar exponerla al calor por completo. Por supuesto, no siempre es posible, pero todavía hay formas de protegerlo si está de viaje o si tiene que dejarlo donde estará expuesto a cambios bruscos de temperatura.

También hay bálsamos y aceites que también se pueden usar como barrera contra la humedad. Entonces, hagas lo que hagas, asegúrate de que tu guitarra esté en un entorno seguro y puedas evitar dañarla innecesariamente. El calor no debe tomarse a la ligera y la seguridad de las herramientas debe ser su principal prioridad.