Refrán de la letra Okana

¿Qué significa el refrán de la letra Okana?

El refrán de la letra Okana es una frase popular que proviene de la tradición de la Letra del Diloggun, o más conocida como La Regla de Osha-Ifá. Okana es uno de los 16 signos principales del sistema de adivinación de la religión Yoruba, y cada signo tiene su propio refrán característico.

El significado detrás del refrán de la letra Okana

El refrán de la letra Okana es “El muerto al hoyo y el vivo al bollo”. Este refrán se utiliza para transmitir una enseñanza profunda acerca de la importancia de vivir el presente y aprovechar cada momento de la vida.

El refrán nos invita a reflexionar sobre la fugacidad de la existencia y a valorar cada instante que tenemos. Nos recuerda que la vida es efímera y que no debemos dejar pasar las oportunidades, ya que nunca sabemos cuándo será nuestro último día.

El muerto al hoyo

La primera parte del refrán, “El muerto al hoyo”, nos habla de la inevitabilidad de la muerte. Es un recordatorio de que todos somos mortales y que en algún momento llegará nuestro final. Nos invita a reflexionar sobre nuestra propia mortalidad y a tomar conciencia de que debemos aprovechar el tiempo que tenemos.

El vivo al bollo

La segunda parte del refrán, “El vivo al bollo”, hace referencia a la importancia de vivir plenamente. Nos enseña que mientras estemos vivos, debemos disfrutar de la vida y aprovechar todas las oportunidades que se nos presenten. Nos insta a no postergar nuestros sueños y metas, a no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy.

TE PUEDE INTERESAR:  A toro pasado, todo son refranes

Ejemplo práctico del refrán de la letra Okana

Imaginemos a una persona que siempre pospone sus planes y sueños para el futuro, pensando que todavía tiene mucho tiempo por delante. Sin embargo, un día esa persona sufre un accidente y pierde la vida de manera inesperada. En este caso, el refrán de la letra Okana nos estaría recordando que la vida es frágil y que debemos aprovechar cada momento para hacer lo que nos hace felices.

Por otro lado, pensemos en alguien que se encuentra atrapado en una rutina monótona y no se permite disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. El refrán de la letra Okana también nos estaría invitando a esa persona a salir de su zona de confort, a buscar nuevas experiencias y a encontrar la alegría en las pequeñas cosas del día a día.

El refrán de la letra Okana nos recuerda que la vida es corta y que debemos vivirla al máximo. Nos invita a no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy, a disfrutar de cada momento y a aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Es un recordatorio de que el tiempo es valioso y que debemos valorarlo.

pexels photo 5797906